Webgune honek cookie propioak eta hirugarrenenak erabiltzen ditu erabiltzaileen nabigazio-datuei buruzko informazio estatistikoa lortzeko. Nabigatzen jarraitzen baduzu, horien erabilera onartzen duzula deritzogu. Horiek instalatzea onartzen ez baduzu, COOKIEEN POLITIKA atala bisitatu beharko duzu. Bertan cookieak ezabatzeko edo baztertzeko era aurkituko duzu.

''EKARPENAK''
EGIN AHAL IZATEKO SARRERA

Pasahitza ahaztu zait  •  Erregistratu

Itxi
PLAZA IREKIA

PLAZA IREKIA

EKARPENA

PARTEKATU  PARTEKATU

  •   Egilea: Iñaki martinez arostegui

-A favor de la aplicación de la tasa turística y destinada a minorar el incremento de gastos que el turismo origina, como limpieza, basuras, playas, tráfico, seguridad, sanidad, etc.
-El turismo por el centro de la ciudad está saturado.Los pisos turísticos han contribuido a ello, al ofrecer un precio unitario más bajo que cualquier hostal, originando graves molestias a los vecinos, incrementando el precio de alquiler residencial para largo plazo, cuando no su desaparición, y devaluando el precio de venta de tu vivienda si se tiene algún piso turístico en las proximidades.
-El comercio tradicional en la zona va desapareciendo y sustituido por tiendas de souvenirs.
-Los atascos de tráfico son frecuentes y en determinadas horas permanentes.
-Hay que paralizar nuevas licencias de hoteles, hostales, pisos turísticos por el centro - parte vieja, en zonas saturadas, como se hizo en su dia con los bares.
-En los pisos turísticos actuales, debiera haber siempre una persona responsable de su uso, que garantice el uso adecuado frente a la administración y los vecinos, como en cualquier otro centro hotelero.
-El parking de rotación se debe limitar en el centro y encarecer, limitarlo lo máximo a residentes y comerciantes y crear aparcamientos disuasorios en las entradas de la ciudad a precios muy bajos.Esto ya existe en otras ciudades.
-Para el turismo familiar o de apartamentos, facilitar licencias pero para edificios enteros destinados a este fin , tipo apartotel donde, como en cualquier centro hotelero exista un control de comportamiento, normas de estancia, etc., y no convertir en hoteles sin control introduciendo pisos turísticos en bloques residenciales alterando la convivencia de los vecinos.