Este sitio Web utiliza cookies, propias y de terceros con la finalidad de obtener información estadística en base a los datos de navegación de los visitantes. Si continúas navegando, se entiende que aceptas su uso y en caso de no aceptar su instalación deberás visitar el apartado de POLÍTICA DE COOKIES, donde encontrarás la forma de eliminarlas o rechazarlas.

ACCESO PARA PODER REALIZAR
''APORTACIONES''

He olvidado la contraseña  •  Regístrate

Cerrar
PLAZA IREKIA

PLAZA IREKIA

APORTACIÓN

COMPARTIR  COMPARTIR

  •   Autor: Iñaki martinez arostegui

-A favor de la aplicación de la tasa turística y destinada a minorar el incremento de gastos que el turismo origina, como limpieza, basuras, playas, tráfico, seguridad, sanidad, etc.
-El turismo por el centro de la ciudad está saturado.Los pisos turísticos han contribuido a ello, al ofrecer un precio unitario más bajo que cualquier hostal, originando graves molestias a los vecinos, incrementando el precio de alquiler residencial para largo plazo, cuando no su desaparición, y devaluando el precio de venta de tu vivienda si se tiene algún piso turístico en las proximidades.
-El comercio tradicional en la zona va desapareciendo y sustituido por tiendas de souvenirs.
-Los atascos de tráfico son frecuentes y en determinadas horas permanentes.
-Hay que paralizar nuevas licencias de hoteles, hostales, pisos turísticos por el centro - parte vieja, en zonas saturadas, como se hizo en su dia con los bares.
-En los pisos turísticos actuales, debiera haber siempre una persona responsable de su uso, que garantice el uso adecuado frente a la administración y los vecinos, como en cualquier otro centro hotelero.
-El parking de rotación se debe limitar en el centro y encarecer, limitarlo lo máximo a residentes y comerciantes y crear aparcamientos disuasorios en las entradas de la ciudad a precios muy bajos.Esto ya existe en otras ciudades.
-Para el turismo familiar o de apartamentos, facilitar licencias pero para edificios enteros destinados a este fin , tipo apartotel donde, como en cualquier centro hotelero exista un control de comportamiento, normas de estancia, etc., y no convertir en hoteles sin control introduciendo pisos turísticos en bloques residenciales alterando la convivencia de los vecinos.